--Este artículo utiliza contenidos de la entrada de Wikipedia® "Jarcha" y está disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0.
Literatura Espaņola
Las Jarchas
INTRODUCCION

Una jarcha (en árabe, خرجة jarŷa, "salida" o "final") es una breve composición lírica que constituía la parte final de un poema
en árabe llamado moaxaja, típico de la Hispania musulmana.

La jarcha más antigua parece ser de mediados del siglo XI y la más moderna de la primera mitad del XIV. Frecuentes sobre
todo entre finales del siglo XI y principios del XII,1 la mayoría de las jarchas están compuestas en dialecto hispanoárabe
coloquial, pero una pequeña parte lo están en la lengua romance que utilizaban los andalusíes; como consecuencia de ello,
constituyen los ejemplos más antiguos que se conocen de poesía en lengua romance.

Fueron escritas por poetas cultos árabes y judíos, que tomaban como modelo la lírica románica tradicional. Pudieron recogerlas
del folclore popular, o bien adaptarlas a sus necesidades métricas (pues debían integrarse en la moaxaja) o bien componerlas de
nueva creación, a partir de moldes tradicionales.

La moaxaja (procedente del árabe موشحة muwaššaḥa (o muwashshaha), que significa collar) es un tipo de poema culto que tuvo
su momento de esplendor en Al-Ándalus entre los siglos IX y XII. Los árabes habían traído consigo un modelo lírico del siglo
IV, la qasida, que constaba de largos versos emparejados monorrimos adecuados para la trasmisión oral por el maestro. Es el
tipo de verso en que está escrito el Corán. La moaxaja está escrita en versos cortos, debido a influencias de la lírica popular,
pero con temas y estructuras muy complejas. Aparece en la península y se le cree fruto de la mezcla de culturas existente
derivada de la estrecha convivencia de culturas en la Hispania musulmana de la época de taifas, (árabe-hebreo-cristiano). Los
propios árabes se referían a veces a las moaxajas como "cancioncillas al estilo de los cristianos". Fueron descubiertas y
traducidas por primera vez en el año 1948 por el hebraísta Samuel Miklos Stern. Sucesivas interpretaciones por distintos
expertos a lo largo de los años siguientes nos entregan los textos disponibles hoy en día. Dada la ambigüedad de las lenguas
semíticas, éstas se prestan a múltiples interpretaciones, las jarchas siguen constituyendo un motivo para el debate y la
investigación especializada. Las jarchas se imbrican en la moaxaja como un estribillo de escasos versos en lengua romance,
hebreo o árabe vulgar al final de las moaxaja. Otra manifestación poética de características similares,el zéjel, se diferencia por
dispersar los versos por todo el poema.
Unete a nuestra comunidad:
Comparte esta página: