EL CONDE LUCANOR

El conde Lucanor es una obra narrativa de la literatura española medieval
escrita entre 1330 y 1335 por el infante Don Juan Manuel. Su título
completo y original en castellano medieval es Libro de los enxiemplos del
Conde Lucanor et de Patronio (Libro de los ejemplos del conde Lucanor y
de Patronio).

El libro está compuesto por cinco partes, la más conocida de las cuales es
una serie de 51 exempla o cuentos moralizantes tomados de varias
fuentes, como Esopo y otros clásicos, así como de cuentos tradicionales
árabes. La «Historia del Deán de Santiago y el mago de Toledo» (cuento
XI) tiene semejanzas con cuentos tradicionales japoneses y la historia de
una mujer llamada Doña Truhana (cuento VII) —el «Cuento de la
lechera», pero ligeramente variado— ha sido identificada por Max Müller
como originada en el ciclo hindú Pancha-tantra.

El propósito didáctico y moral es la marca del libro. El conde Lucanor
empieza la conversación con su consejero Patronio planteándole un
problema («Un hombre me ha hecho una propuesta…» o «Temo que tal o
cual persona intenta…») y solicita consejo para resolverlo. Patronio
siempre responde con gran humildad, asegurando no ser necesario dar
consejo a una persona tan ilustre como el conde, pero ofreciéndose a
contarle una historia de la que este podrá extraer una enseñanza para
resolver su problema. Los cuentos son exempla, género asentado en la
tradición literaria medieval.
--Este artículo utiliza contenidos de la entrada de Wikipedia® "El Conde Lucanor" y está disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0.
Literatura Española
El Conde Lucanor
Incipit del Conde Lucanor
Cada capítulo termina más o menos de la misma forma, con pequeñas variaciones: «Et entendiendo don Johan que estos exiemplos
eran muy buenos, fízolos escribir en este libro, et fizo estos viesos en que se pone la sentençia de los exiemplos. Et los viessos dizen
assí». El libro se cierra con un pareado que condensa la moraleja de la historia. Luego además viene al final de cada cuento una extraña
frase: "y la historia de este ejemplo es esta que se sigue". Esto es de difícil interpretación, puesto que no viene nada además de eso.
Autores como José Manuel Blecua afirman que puede ser debido a que hace alusión a una miniatura que debió de existir en el códice
original, donde se plasmaba la narración anterior. Historia sería, por tanto, dibujo o pintura.
Unete a nuestra comunidad:
Comparte esta página:
Incipit del Conde Lucanor. Manuscrito del
siglo XIV-XV. Signatura: MSS/6376 de la
Biblioteca Nacional de España, fol. 126v